CONTINÚA LA “OPERACIÓN MASACRE” EN LÍBANO

 

 

La red Nac & Pop, una original creación del publicista argentino Martín García, acaba de distribuir en una sola entrega a sus suscriptores la serie de artículos sobre Medio Oriente titulada “La Revolución Palestina”. Los trabajos fueron publicados en junio de 1974 por el diario Noticias, de Buenos Aires, con la firma del periodista, escritor y dramaturgo Rodolfo Walsh, quien el mes anterior había sido enviado por el periódico a Egipto, Siria, Argelia y Palestina. A 32 años de distancia, esos apuntes constituyen un documento de gran actualidad.

libano-1.JPG libano-2.jpg

Roberto Bardini

Nacido en 1927 en la Patagonia, descendiente de irlandeses y ex simpatizante de la Alianza Libertadora Nacionalista (ALN), Walsh fue uno de los fundadores de la agencia cubana de noticias Prensa Latina, junto con sus compatriotas –y también ex simpatizantes de la ALN– Jorge Ricardo Massetti y Rogelio García Lupo. Walsh fue un tenaz reportero de investigación y precursor del género conocido como non fiction novel con su libro Operación Masacre, editado en 1957, al que siguieron ¿Quién mató a Rosendo? (1969) y El caso Satanowski (1973).

“Desde hace un cuarto de siglo la política oficial del Estado de Israel consiste en simular que los palestinos son jordanos, egipcios, sirios o libaneses que se han vuelto locos y dicen que son palestinos, pero además pretenden volver a las tierras de las que se fueron voluntariamente en 1948, o que les fueron quitadas no tan voluntariamente en las guerras de 1956 y 1967. Como no pueden, se vuelcan al terrorismo. Son en definitiva terroristas árabes”, escribe Walsh con su habitual ironía.

Después, en muy pocas líneas, el periodista llega a una conclusión que mantiene vigencia: “Es inútil que en el Medio Oriente estos argumentos hayan sido desmantelados, reducidos a su última inconsecuencia. Israel es Occidente y en Occidente la mentira circula como verdad hasta el día en que se vuelve militarmente insostenible”.

Un ejemplo de “mentira que circula como verdad” se encuentra en la carta que Mario Sejatovich, agregado de prensa de la embajada de Israel en Argentina, envió a Noticias en respuesta a la serie de artículos y que fue publicada el 27 de junio de 1974. Con argumentos similares a los que hoy utilizan los representantes diplomáticos israelíes en el exterior, el funcionario acusa al escritor de “flagrantes inexactitudes, deformaciones de los hechos históricos, gruesos equívocos”.

Sejatovich condenaba al “terrorismo [árabe] que elige deliberadamente como blanco a civiles inocentes y que no trepida en asesinar a mujeres y niños”. Como paradoja hay que señalar que eso es exactamente lo que hoy hacen en Líbano la infantería, la artillería y la aviación de Israel: masacrar a ciudadanos no combatientes.

Walsh le responde a Sejatovich que él considera “la insurrección de los palestinos frente a los ocupantes de su patria tan legítima como, por ejemplo, el alzamiento del ghetto de Varsovia”, en referencia a la rebelión del 19 de abril de 1943 contra los nazis en un barrio cercado en la capital de Polonia. Y a continuación, cita el testimonio del escritor religioso judío Moshe Menuhin, autor de The decadence of judaism in our time (Institute for Palestine Studies, Beirut, 1969, un alegato antisionista de 589 páginas):

“En lo que a mi concierne, mi religión es el judaísmo profético y no el judaísmo-napalm. Los nacionalistas judíos, el nuevo tipo de guerreros –judíos– no son judíos, sino nazis –judíos– que han perdido todo el sentido de la moralidad y la humanidad judías… A pesar de todos los artificios de encubrimiento y la construcción de imágenes ficticias; a pesar de los torrentes de trucos sofisticados, publicidad astuta, retórica polémica, ocultamiento de los hechos, redacción tendenciosa de la historia, el hecho trágico es que los nacionalistas –judíos– se apoderaron por la fuerza de las armas, del terror y de las atrocidades, de los hogares, la tierra y la patria de los campesinos, trabajadores y comerciantes árabes, en la vieja Palestina; construyeron una Patria Judía y la expandieron durante los meses anteriores al 14 de mayo de 1948 por medio de masacres, despojos y terrorismo, entre el 10 de abril y el 14 de mayo, expulsando a los árabes de ciudades tan típicamente árabes como Deir Yassin, Jaffa, Acre, Ramleh, Lydda, etc. Los nacionalistas –judíos– son nazis –judíos– y yo siento vergüenza que me identifiquen con ellos y con sus causas herejes”.

masacre.jpg walsh.jpg

El 24 de marzo de 1977, Walsh envió una Carta Abierta a la Junta Militar argentina, en la que denunciaba “censura de prensa, persecución a intelectuales, el allanamiento de mi casa en El Tigre, el asesinato de amigos queridos y la pérdida de una hija”. El escritor, que finalizaba el mensaje manteniéndose “fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles”, fue secuestrado al día siguiente por un grupo de tareas de la marina y asesinado.

Si viviera, Walsh tendría 73 años y hoy hubiera leído en los diarios que el Gabinete de Seguridad israelí aprobó una ofensiva a gran escala en Líbano, que durará un mes con la participación de 40 mil soldados. Desde que él publicó “La Revolución Palestina” hace más de tres décadas, “Israel es Occidente y en Occidente la mentira circula como verdad hasta el día en que se vuelve militarmente insostenible”. Mientras tanto, en Medio Oriente continúa la Operación Masacre.

luger-gira.gif

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Explore posts in the same categories: Medio Oriente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: