EL “YO ACUSO” DE BRZEZINSKI

Roberto Bardini


zbig.jpg Zbigniew Brzezinski, ex consejero de Seguridad Nacional del presidente James Carter, no es alguien de quien se pueda decir que tiene la sensibilidad de un modisto italiano, un bailarín de ballet ruso o un gourmet francés. Y la definición de “halcón” le queda tan chica como un traje tres tallas menor que su tamaño real.

Nacido en Polonia hace 79 años, profesor en la Universidad John Hopkins y autor de diez libros de geopolítica, Brzezinski está considerado junto con Henry Kissinger como uno de los más prestigiosos analistas de la política exterior estadounidense en el mundo.

Añejo socio del banquero David Rockefeller –nieto del magnate petrolero John D. Rockefeller, fundador de la filantrópica Standard Oil– Brzezinski es director desde 1973 de ese poder en las sombras llamado Comisión Trilateral, que reúne a ex presidentes, personajes del comercio mundial, la industria, los bancos internacionales y dueños de grandes medios de comunicación de Estados Unidos, Europa y Japón. “Buenos muchachos”, como se dice, y aplicados discípulos de Mahatma Gandhi, Martin Luther King y Teresa de Calcuta

Brzezinski, un hombre de mirada tan gélida como un ofidio al acecho, ha publicado un artículo en The Washington Post en el que enumera una serie de críticas a la Casa Blanca que parecen formuladas por Fidel Castro y Hugo Chávez en el improbable caso de que ambos se hubieran emborrachado tres días seguidos con ron del Caribe. Sólo faltaría Osama bin Laden para completar el trío, pero el Corán le prohíbe beber alcohol (lo que quizá explique su escatológica expresión de estrenimiento crónico) .

Zbig afirma que la “guerra contra el terrorismo” creó una cultura del miedo en Estados Unidos y que esa frase hizo “un daño infinitamente mayor de lo que podrían haber soñado jamás los fanáticos autores de los ataques del 11 de septiembre de 2001 cuando tramaban su complot en las cuevas afganas”. Y señala que George W. Bush usó ese miedo “para aplicar sus políticas durante cinco años de lavado de cerebro”. El resultado es que Estados Unidos “se ha vuelto inseguro y más paranoide”.

ahmadineyad.jpgEn coincidencia con este golpe de karate en la yugular de la Casa Blanca, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, anunció que su programa nuclear es capaz de enriquecer uranio a gran escala con fines pacíficos. “Irán se unió a la lista de países capaces de producir combustible nuclear y no vamos a permitir que ciertos países occidentales socaven estos logros. Nuestro sendero nuclear es un camino de no retorno”, dijo Ahmadineyad en una ceremonia en la planta atómica de Natanz, en el centro del país, para conmemorar el llamado “día nacional de la energía atómica”. Es lo que en Suramérica denominan “tocarle la oreja” al adversario.

El Consejo de Seguridad de la ONU –cuyos miembros permanentes son Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, China y Rusia– aprobó hace dos semanas una nueva resolución sobre Irán que prevé un embargo de armas, el bloqueo de inversiones extranjeras y restricciones de viajes. En caso de que Irán no suspenda su enriquecimiento de uranio en un plazo de 60 días, el máximo órgano de la ONU aplicará “nuevas medidas adecuadas”, dice el texto. El “quinteto del terror”, para variar, arroja más leña al fuego.

Y mientras tanto, la “cultura del miedo” que describe Zbigniew Brzezinski seguramente se transformará en los próximos días en parte del paisaje estadounidense como la goma de mascar, la cerveza en el refrigerador y el fútbol americano.
luger.gif

Anuncios
Explore posts in the same categories: Estados Unidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: