CUANDO ERNEST HEMINGWAY “GASTÓ” AL EMBAJADOR SPRUILLE BRADEN EN CUBA

Roberto Bardini

A mediados de la Segunda Guerra Mundial el escritor Ernest Hemingway se da uno de los grandes gustos de su vida: navega en aguas del Caribe con un grupo de amigos impresentables, pesca, devora manjares preparados al estilo antillano, le dispara a tiburones, bebe litros de ron y whisky, juega al espionaje y, de remate, se inspira para una futura novela que se llamará Islas en el golfo.

hem1

La aventura marinera dura ocho meses. Es posible gracias a miles de dólares que Hemingway le factura a Spruille Braden, entonces embajador de Estados Unidos en Cuba, con el pretexto de que persigue submarinos alemanes para evitar que ataquen las costas norteamericanas. En realidad, es una espectacular tomadura de pelo que se prolonga desde agosto de 1942 hasta abril de 1943.

bradenBraden no es diplomático de carrera sino un ingeniero y empresario muy cercano al Departamento de Estado. Corpulento, con el aspecto de un toro dispuesto a embestir y aficionado al whisky, habla bastante bien el castellano. Antes ha estado en Asunción, donde operó a favor de la compañía petrolera Standard Oil durante la llamada Guerra del Chaco entre Paraguay y Bolivia (1932-1935). Vinculado a la firma bananera United Fruit, es heredero de acciones en la empresa minera Braden Copper, fundada por su padre en Chile.

Braden sucumbe en La Habana ante las audaces propuestas de Hemingway. El escritor le ofrece lanzarse al mar en su propio yate para enfrentar a submarinos alemanes, además de armar una red de espionaje para neutralizar las actividades de simpatizantes cubanos del nazismo y de la Falange Española. Para financiar estos “servicios patrióticos”, el autor de Por quien doblan las campanas le pide al impetuoso embajador mil dólares mensuales y alrededor de 450 litros de nafta.

hemiconmetraHemingway equipa con ametralladoras, granadas y bombas caseras a su yate Pilar, una hermosa embarcación de caoba y roble, de casi 12 metros de eslora, con un motor de cien caballos de fuerza, que había comprado por 10.000 dólares en un astillero de Brooklyn en 1934. Él mismo afirma que el Pilar combina “el peso sensual de una hermosa mujer alegre habanera y la sólida construcción de la casa en lo alto de una colina”.

Pero es poco probable que el escritor esté dispuesto a permitir que se lo hundan en altamar, le cambien la pintura del casco o siquiera le rayen la cubierta con un alfiler. O, mucho menos, que le suceda algo a su timonel y camarada de andanzas, el legendario Gregorio Fuentes, un marinero en el que se inspirará para crear a Santiago, el personaje de El viejo y el mar, libro publicado en 1952 y adaptado al cine seis años después. Fuentes, nacido en las Islas Canarias en 1897, ha llegado a Cuba a los diez años de edad y conduce el Pilar desde 1938.

Al mismo tiempo, el novelista recluta a una docena de marginales, compañeros de parranda en los muelles y cantinas de La Habana, a quienes él denomina Crooks Factory (“fábrica de malandras”). El yate nunca entra en combate y la red de agentes secretos jamás se arma pero la pandilla navega, pesca y bebe durante 240 inolvidables días.

Todavía a fines de 1942 el representante diplomático de Estados Unidos en Cuba sostiene: “Hemingway colaboró para nosotros desde su finca de La Habana dos veces por semana. Reunió a un grupo de cuatro hombres que trabajaban todo el día”. Un informe del FBI de ese mismo año, en cambio, define aquella labor como “una torpe e infantil empresa de fulleros”.

En mayo de 1945, Spruille Braden llega a Buenos Aires como embajador. Viene con la democrática misión de neutralizar la “amenaza nazifascista” del entonces coronel Juan Domingo Perón. No tiene éxito y a los cuatro meses regresa a Washington. Los peronistas, evidentemente, son mucho peores que aquellos “malandras” reclutados en el puerto. El empresario fallece en 1978. Quizás contribuye a su alejamiento del mundo terrenal el hecho de que poco antes Perón ha ganado por tercera vez a la presidencia.

Ernest Hemingway se suicida en 1961. Nueve años después se publica Islas en el golfo, novela terminada en 1947. El personaje central, un pintor llamado Thomas Hudson, muere herido de bala a bordo de su yate. En la narración, Hudson y sus aguerridos compañeros perseguían a un submarino alemán en aguas caribeñas.

fuentesGregorio Fuentes, el timonel del Pilar, trabaja durante 27 años con Hemingway. Conocido como “Pellejo duro”, hace honor a su apodo: fallece en 2002, a los 104 años de edad.  Fumaba seis habanos diarios y nunca leyó El viejo y el mar. Alguna vez dijo que si él sobrevivía al escritor, le gustaría poner el barco en un jardín y mandar a construir al lado una estatua de su patrón y amigo. Lo imaginaba sentado, con un vaso en la mano.

tiburon

Explore posts in the same categories: Irreverencias y reverencias

5 comentarios en “CUANDO ERNEST HEMINGWAY “GASTÓ” AL EMBAJADOR SPRUILLE BRADEN EN CUBA”


  1. Gran relato. Me alegra que vuelva a escribir tan seguido.

  2. Beatriz Says:

    Los seguidores sabemos que el contenido no nos defraudará nunca, pero el problema era justamente la frecuencia…, qué vas a hacer!, nos hemos vuelto a malacostumbrar. Te esperamos pronto.

  3. Jorge Sampson Says:

    Tito: Hermoso relato. Por favor comunícate conmigo al email adjunto. Soy el hijo de Arqueles y Carlina y hace muchos años que no nos vemos. Un abrazo.

    Jorge

  4. Artemio Cepeda Fernández Says:

    He leído todas las obras de Hemingway; pero sólo escribo este comentario no para opinar sobre el gran escritor norteamericano,sino para decir que, el tal Señor Gregorio Fuentes DESMONTA la tesis que el tabaquismo es nocivo para la salud, pues si murió de 104 y se fumaba 6 habanos diarios, qué salud Dios mio.

  5. laura podetti Says:

    Me parece un material excelente. Espero seguir leyendolo e incorporarlo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: