1956: RICARDO DÍAZ, UN POLICÍA DE LA RESISTENCIA PERONISTA

Roberto Bardini

Corre el año 1956… Villa Manuelita, un barrio pobre al sur de Rosario, a cinco cuadras de un matadero de reses instalado en 1874, es una mezcla de villa miseria, conventillos y ranchos con una sola calle principal de tierra. Amalgama de “barrio bravo” de los años treinta y “barrio obrero” de los cuarenta, también es bastión de la Resistencia Peronista.

Su denominación oficial es General San Martín, pero le llaman Villa Manuelita en recuerdo de doña Manuela Rodríguez, dueña de catorce casas con nombres de provincias argentinas que alquilaba baratas. Habitan el barrio empleadas del frigorífico Swift y trabajadores del ferrocarril, el puerto, las fábricas y los depósitos de materiales de construcción. En septiembre de 1953, durante el segundo gobierno peronista, se había creado una biblioteca con 200 libros y se organizaban concursos de pintura infantil, funciones de cine y bailes para recaudar fondos y comprar nuevos textos.

Cuentan que en ese lugar aparece en septiembre de 1955 un mensaje escrito con brea en una sábana: “Todos los países reconocen a Lonardi. Villa Manuelita no lo reconoce”. Otros dicen que el mensaje se ve una mañana de 1956, escrito con alquitrán en una pared de chapa: “Los yanquis, los rusos y las potencias reconocen a la Libertadora. Villa Manuelita no”.

villa_manuelita

En un barrio contiguo, Tablada, está el comisario Ricardo Díaz, un policía diabético que el 9 junio de 1956 se une en Rosario al levantamiento de los generales Juan José Valle y Raúl Tanco. La historia, poco conocida, la cuenta Eduardo Toniolli en “Armas para Valle”, publicada el 9 de junio de 2006 en la revista La memoria de nuestro pueblo, al cumplirse medio siglo del levantamiento peronista.

Hijo de un payaso y trapecista, dueño de un modesto circo, Díaz ha trabajado desde niño en la empresa familiar recorriendo pueblos del interior. En su adolescencia también fue payaso y actor de sainetes en los que interpretaba a famosos bandidos rurales: Juan Moreira, Mate Cocido, Bairoletto… Se casó muy joven con la hija de un militante anarquista del campo, tuvo un hijo y en 1942 llegó a Rosario, donde ingresó a la policía provincial con la idea de conseguir una ocupación fija. Hombre de ideas libertarias, hizo carrera durante el peronismo y llegó a comisario. Después del golpe de septiembre de 1955, gracias a su buena hoja de servicios no resultó perjudicado por los pases, traslados y bajas ordenados por la “revolución libertadora”.

El 9 de junio del año siguiente, Díaz está a cargo de la comisaría 16 del barrio Tablada, llamado así por los corrales con tablones de madera en los que se encerraba al ganado antes de enviarlo al matadero. El comisario les pregunta a sus subordinados si quieren unirse al levantamiento peronista; sólo acepta un policía sumariante de apellido Vigil. Entonces los dos encierran al resto de los agentes en los calabozos para no comprometerlos y se van con 14 carabinas a sumarse a otros rebeldes en el centro de la ciudad.

Tres días después, cuando la rebelión ha fracasado, son detenidos. Díaz va preso un año y medio en la Unidad Penitenciaria Nº 3, de Rosario, donde se le agrava la diabetes porque los carceleros no siempre le entregan la insulina que envía su familia.

Sale en libertad a principios de 1958. “El afuera resultó ser igual de duro para la familia Díaz: una peluquería, un salón de ventas, cualquier emprendimiento resultaba válido para pucherear, pero sobre todo para adquirir la insulina que el ex comisario precisaba para sobrellevar su diabetes”, escribe Toniolli. El ex policía logra que le paguen una magra jubilación con un grado menor y muere al poco tiempo. Y, salvo la paciente reconstrucción de Toniolli, no existe ningún otro testimonio escrito acerca de su participación en el levantamiento del general Valle.

z.gif

Explore posts in the same categories: Argentina

5 comentarios en “1956: RICARDO DÍAZ, UN POLICÍA DE LA RESISTENCIA PERONISTA”

  1. beba Balvé Says:

    Hermosa historia. Me produce alegría ver que alguien reivindica la historia de los heroes anónimos de nuestro pueblo. El gral Valle estuvo escondido y protegido por los obreros de la yerbatera Martin y los miembros de la resistencia peronista. Los mismos que el 16 de setiembre de 1955 se levantaron con todo el pueblo de los barrios de Rosario en defensa del gobierno de Peron. Mandó Lonardi al Gral. Bengoa con tropas,tanques sherman y blindados produciendo cerca de 400 muertes de hombres, mujeres y niños en una batalla que duro 7 dias y las FFAA no pudieron entrar a los barrios para arrancar los bustos de Perón y Eva. Perón nombró a Rosario la Capital del Peronismo. Este hombre pertenecía a este pueblo.

  2. Ofelia Rosales Giménez Says:

    “Para mí Rosario tenia la dimensión de un símbolo. Puedo asegurarle que si la cañonera hubiese remontado el Paraná, mi paso por Rosario hubiera tenido el valor de una chispa ante un barril de pólvora. Seguramente los usurpadores del poder no descartaban tal posibilidad, y arreglaron para que mi salida de la jurisdicción argentina se hiciera por vía aérea, para lo cual el propio Presidente del Paraguay facilitó su avión y su piloto particular”…

    Juan Domingo Perón, Caracas, 1956.

    Gracias por este envío Bambú Press, mi hermano fue uno de los que resistieron en “Villa Manuelita”, Rosario fue uno de los lugares más fuertes del enfrentamiento armado contra las Fuerzas Armadas, un hecho que poco se recuerda, yo estaba junto a mi familia frente al puerto, donde se decía pasaría la cañonera que llevaba al General Perón, jamás olvidaré esas barrancas repletas de rosarinos con banderas, golpeando latas, bombos, llantos, insultos… ul Gral Perón lo refleja en la frase que da comienzo a mi correo. El “Negro” Rosales era mi hermano, su vida fué una entrega a la militancia peronista.

    Hasta La Victoria Siempre

  3. Aida Says:

    FELICITACIONES.. por hablar de nuestra historia … esa historia que nadie comenta mas.. es hora de HABLAR Y GRITAR VERDADES.. QUE SE RECUERDE LA VERDAD SOBRE MUCHOS HEROES ANONIMOS.. QUE SI NO FUERA POR ELLOS.. nunca jamas hubieramos tenido.. una nacion.. JUSTA, LIBRE Y SOBERANA.. donde el hambre no existia, las escuelas fueron para todos fuente de sabiduria y ciudadania.. donde campos estaban sembrados y llenos de ganado.. eramos en esa epoca.. el pais mas poderoso de sudamerica.. y ahora??? adonde estamos con este gob. traidor y vendepatria? hay que VOLVER AL PATRIOTISMO.. A LA LUCHA POR LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES.. Y QUE NUESTRA JUVENTUD APRENDA A AMAR LA PATRIA.. Y ADMIRAR SUS DEFENSORES.. COMO DEBERIAN SER LAS FFAA….. gracias compañeros por recordar.. y exponer.. continuen.. quien tenga una historia a contar.. que lo haga.. llego la HORA DE LA VERDAD…

  4. sergio Says:

    Para aquellos que dicen que los uniformados somos gorilas. no todos los que tienen uniforme comparten la venta de nuestra patria, las desigualdades y luchan por una justicia social. los policias las mayorias vienen de familias pobres, de padres trabajadores y peronistas. bien por este reconocimimiento amigo.

    • Alberto Says:

      Bien Sergiooooo!!!! Pienso como vos. Somos muchos los no creemos incompatible el uso de un uniforme, con la lucha contra las desigualdades y en favor de la justicia social. Ojala podamos generar algun espacio de expresión para que todos nuestros compañeros puedan decir libremente lo que piensan!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: