Archive for the ‘Rusia’ category

PUTIN, VOZ BAJA Y UN GARROTE EN LA MANO

16 octubre 2007

Roberto Bardini

En 1990, tras el desmantelamiento del KGB, Vladimir Putin –de origen humilde, graduado con honores en Derecho, especialista en relaciones internacionales e hijo único de un inválido de guerra– tenía 37 años, se había quedado sin empleo y consideraba la posibilidad de trabajar como taxista en Leningrado. Sus últimos destinos como analista de inteligencia habían sido Dresde y Berlín, en la hoy disuelta República Democrática Alemana.

lentes.JPGPero en 1998 fue nombrado director del Servicio Federal de Seguridad (FSB), la agencia que sucedió al KGB, y menos de una década después se transformó en uno de los hombres más poderosos del mundo y en un fuerte dolor de hígado para Washington.

Parece que Alemania representa un espacio estratégico para Putin. Fue en la Conferencia sobre Seguridad de Munich en febrero de este año, a la que asistieron 250 jefes de gobierno, ministros y expertos de 40 países, donde se convirtió en el protagonista indiscutible con un lenguaje de confrontación que recordó los años de la Guerra Fría. El presidente ruso cuestionó a Estados Unidos por querer implantar un mundo unipolar, lo acusó de ejecutar acciones unilaterales al margen de la ley internacional y le advirtió contra el uso militar del espacio.

3.JPG“Constatamos un uso exagerado y casi incontrolado de la fuerza en las relaciones internacionales”, dijo Putin. “Estados Unidos, ha traspasado sus fronteras nacionales en todas las formas. Esto es muy peligroso, nadie se siente ya seguro, porque nadie puede protegerse en el derecho internacional”.

Con una dureza que sorprendió a los analistas internacionales, Putin criticó el concepto de un “mundo unipolar” y dijo que las acciones de Estados Unidos en el exterior habían empeorado los conflictos. “¿Qué es un mundo unipolar? No importa lo bonito que sea este término, implica un solo centro de poder, un solo centro de fuerza y un solo maestro”, señaló. Y con palabras muy poco usuales en este tipo de reuniones internacionales, agregó: “Siempre nos dan lecciones sobre democracia, pero los que nos enseñan la democracia no quieren aprenderla ellos mismos”.

merkelputin.jpgAhora no le debe haber causado mucha gracia al Departamento de Estado norteamericano la entrevista de Putin con la canciller alemana Angela Merkel el lunes 15 de octubre en Wiesbaden, un elegante balneario de aguas termales conocido como “la Niza del Norte”, donde uno de cada 270 habitantes es millonario y que, curiosamente, era el destino preferido de la aristocracia rusa antes de la revolución de octubre de 1917.

rambo.JPGLuego de recibir con honores militares a Putin –que habla perfecto alemán– Merkel calificó como “compañerismo estratégico” los vínculos entre los dos países, que incluyen convenios sobre seguridad, petróleo y gas. El mandatario llegó con 13 ministros, entre los que destacaban los de Relaciones Exteriores, Interior, Defensa, Finanzas y de Energía.

El intercambio comercial entre Alemania y Rusia llegó en lo que va de 2007 a casi 23 mil millones de dólares. En los primeros seis meses de este año la inversión alemana en la economía rusa superó los dos mil millones de dólares. Y en diciembre próximo se fundará en Moscú la Cámara Germano-Rusa de Comercio.

Dos días antes de viajar a Alemania y luego a Irán, Putin amenazó con la posible salida de Rusia del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Más Corto (INF por las siglas en inglés: Intermediate-Range Nuclear Forces) por el que Moscú y Washington acordaron hace 20 años eliminar para siempre estos proyectiles.

1.JPGFirmado en diciembre de 1987 por Ronald Reagan y Mijail Gorbachov, el Tratado INF prevé la prohibición permanente de misiles estadounidenses y soviéticos con un alcance de 500, 1.000 y 5.000 kilómetros. Ahora el acuerdo podría quedar sin efecto como respuesta al emplazamiento estadounidense de un escudo de cohetes antimisiles en Polonia y la República Checa, cerca de las fronteras rusas.

1judo.JPGEso no fue todo. Al día siguiente de su visita a Alemania, en la reunión cumbre de países del Mar Caspio realizada en Teherán, Putin defendió el derecho de Irán a poseer la energía nuclear y advirtió contra cualquier acción militar de represalia. El presidente ruso y los jefes de estado de Azerbaiyán, Irán, Kazajistán y Turkmenistán firmaron una declaración de apoyo al programa iraní de enriquecimiento de uranio.

Putin es el primer líder ruso que llega a este país desde 1943, cuando José Stalin se reunió en Teherán con Winston Churchill y Franklin D. Roosevelt durante la Segunda Guerra Mundial.

putinjudo2.JPGEl ex agente secreto se declara seguidor de la Iglesia ortodoxa, no fuma ni bebe y practica deportes. Se destaca en judo, del que es cinturón negro, y sambo, un arte marcial de las fuerzas especiales soviéticas del que fue varias veces campeón en San Petersburgo. Además del idioma alemán, en el KGB adquirió algunas nociones de español, francés e inglés.

Putin tiene algo en común con Roosevelt. Igual que el presidente norteamericano, el ruso conoce –y, si es necesario, aplica– un viejo proverbio africano: “Cuando te dirijas a tu adversario, habla en voz baja pero lleva un garrote en la mano”.

z.gif

LONDRES-MOSCÚ: DE ‘KIM’ PHILBY A BORIS BEREZOVSKY

18 julio 2007

Roberto Bardini

Rusia y el Reino Unido tienen una añeja relación de espionaje recíproco que comenzó en los primeros años del siglo XX, continuó en los inquietantes tiempos la guerra fría (1948-1991) y se prolonga, después del derrumbe de la Unión Soviética y del Muro de Berlín, con el asesinato del ex agente secreto ruso Alexander Litvinenko, envenenado en Londres en noviembre de 2006.

borisb.jpgLas derivaciones de este caso integran una tradición de operaciones encubiertas, conspiraciones y escándalos políticos que ahora abrió un nuevo capítulo y colocó en el centro de la escena al magnate Boris Berezovsky, de 62 años, vinculado a la mafia ruso-israelí, dueño de una fortuna de 4.000 millones de euros y refugiado en Gran Bretaña desde 2000.

Desde la década del 30, el Kremlin y Whitehall repiten una historia salpicada de cortocircuitos diplomáticos que inspiraron a escritores británicos como John Le Carré y Len Deighton. Muchas novelas de estos autores fueron adaptadas al cine, como El espía que volvió del frío (1965) e Ipcress – Archivo confidencial (1965). Personajes de ficción como George Smiley y Harry Palmer protagonizan el sórdido enfrentamiento en las sombras de dos famosos servicios de inteligencia: el MI-6 británico y el ex KGB soviético.

kim.jpgUno de los casos más explosivos, cuya onda expansiva se prolongó durante décadas e hizo rodar unas cuantas cabezas en el cuartel general del MI-6, ubicado en Vauxhall Cross a orillas del Támesis, fue el del agente británico Harold Adrian Russell Philby, nacido en la India en 1912 y conocido como Kim, en honor a Kimbal O’ Hara, personaje de la novela de Rudyard Kipling.

Hijo de Harry Saint John Philby –un funcionario colonial en Medio Oriente, explorador del desierto, asesor del rey Fuad de Arabia Saudita, conspirador y conocido de Lawrence de Arabia– el encantador, culto y levemente tartamudo Kim Philby, casado cuatro veces y amante de varias mujeres, falleció en la Unión Soviética en 1988. Pasó a la historia como “el espía del siglo” y aún hoy es un personaje legendario para los agentes de inteligencia de todo el mundo.

philby.jpgDesde antes de la Segunda Guerra Mundial y durante 30 años, Philby hizo contrainteligencia para el KGB, se infiltró en el MI-6 y llegó a ser condecorado con la Orden del Imperio Británico. Luego de su huida, fue ascendido a coronel del ejército soviético, recibió la Orden de Lenin, fue enterrado con honores en Moscú y homenajeado en 1990 con la creación de una estampilla con su rostro. El escurridizo agente doble era amigo del escritor Graham Greene, quien lo visitó cuatro veces en Moscú.

ack.jpgEn 1963 estalló otro escándalo de espionaje. El ministro de Defensa británico John Profumo, un aristócrata conservador educado en Oxford y casado con la actriz Valerie Hobson, tuvo que renunciar a su cargo al descubrirse su relación con la joven prostituta de lujo Christine Keeler, de 19 años e informante del servicio secreto soviético.

La Keeler, de quien también se sospechaba que vendía sus destrezas sexuales al príncipe Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel de Inglaterra, era amante del capitán Evgene Ivanov, agregado naval y espía del KGB. El caso desencadenó una grave crisis en el gobierno del primer ministro conservador Harold MacMillan (1957-1963).

chkeller.jpgJohn Profumo abandonó la política, ingresó a Toynbee Hall, una organización de caridad fundada en 1884, y se dedicó prácticamente el resto de su vida a conseguir ayuda para los pobres de la zona este de Londres. Había jurado no abrir la boca jamás acerca del affaire y cumplió su promesa durante tres décadas, hasta su muerte por un ataque cerebral en 2006, a los 91 años de edad.

Los escándalos Philby y Profumo son sólo dos referencias en la turbia historia de espionaje entre el Reino Unido y Rusia, que hoy nuevamente ocupa las primeras planas de las noticias a consecuencia de la muerte por envenenamiento del ex agente de inteligencia Alexander Litvinenko, asilado en Gran Bretaña desde 2000.

Ahora se supo que Scotland Yard detuvo en junio y luego dejó en libertad a un sicario ruso que supuestamente intentaba asesinar al millonario Boris Berezovsky, residente en Londres en medio de grandes medidas de seguridad, reclamado por la justicia de su país por intentos de golpe de estado contra el presidente Vladimir Putin y vinculado a Litvinenko.

Berezovsky, que en los años 70 se graduó como ingeniero especializado en electrónica y en 1983 obtuvo un doctorado en informática, trabajó 25 años en programas de computación aplicados a la industria. Cuando en 1991 cayó el sistema comunista, él –que era especialista en “sistemas”– sacó provecho de su amistad con el entonces presidente ruso Boris Yeltsin y entró rápidamente al nuevo mundo de los negocios de la mano del mundo nuevo de la mafia.

En 1996, Berezovsky ya era conocido como “El Padrino del Kremlin”. En pocos años y gracias a la súbita privatización de empresas, el ex ingeniero se había convertido en dueño de la fábrica de automóviles Lada Autovaz, la línea de aviación Aeroflot, los periódicos Nezavisimaya Gazeta, Novye Izvestiya y Kommersant, los canales de televisión ORT y TV-6, y varias compañías petrolíferas manejadas por Sibneft, un banco propio para financiar sus propias operaciones.

Luego de fugarse de Rusia, Berezovsky dirigió fuertes inversiones a Ignite Learning, la empresa de programas de computación del ex gobernador de Florida, Jeb Bush, sospechado de fraude informático en las elecciones presidenciales que en noviembre de 2000 le dieron el triunfo en ese estado a su hermano George W. Bush.

diario.jpgLa revelación del presunto intento de asesinato de Berezovsky la hizo el diario sensacionalista The Sun, propiedad del magnate Rupert Murdoch y el más leído en idioma inglés en todo el mundo, con un tiraje de más de tres millones de ejemplares.

En lo que posiblemente sea una filtración de los propios organismos de seguridad británicos, la información se publicó dos días después de que el gobierno expulsara a cuatro diplomáticos rusos por la negativa de la justicia rusa a extraditar Andrei Lugovoi, también ex agente de seguridad y principal sospechoso de la muerte de Litvinenko.

Los escritores de novelas de espionaje británicos, por lo visto, no tienen que hacer grandes esfuerzos imaginativos para sus relatos: desde hace décadas, cada cierto tiempo encuentran inspiración mientras se toman una taza de té, leen los diarios, escuchan la radio o miran televisión.
z.gif